MADRID 2016

¡Hola! ¿Que tal?

Hoy vengo a hablaros del último viaje que hice Madrid

Salimos el sábado 6 de Febrero desde Barcelona; mi padre ya nos esperaba en Madrid porque fue un día antes. El motivo principal por el cual íbamos era para ver el Rey León; pero decidimos salir temprano (cogimos el AVE de las 7.30h) para poder aprovechar al máximo la ciudad.
Tras dos horas en el AVE aprovechadas para leer, escuchar música y mi hermana dormir (es la única lista de la familia, todo ha de decirse); llegamos a Atocha. Salimos a la calle a ver el monumento dedicado a las persones que fallecieron en el 11-M y luego nos metimos en el metro; dirección al hotel.
Atocha

El Hotel se llama 4 AC Bravo Murillo; y está cogiendo la Linea 1 del Metro hasta Estrecho. La verdad es que era muy acogedor; dormimos muy bien y la comida para desayunar estaba bastante buena (a parte del gran surtido que ofrecían).

Las vistas desde mi habitación

Volvimos a coger el metro y fuimos hacia el centro. Bajamos en Sol; nos hicimos fotos en el km 0 (me sorprendió la placa dedicada al pueblo de Madrid en conmemoración al 11-M) y fuimos al Parque del Retiro; pasando por el Congreso, Nuevos Ministerios y la puerta de Alcalá.
La anécdota son los típicos andaluces que me encontré en el Congreso diciéndome "cuxa morena! sacanó una foto que se vea bien grande la bandera!".
Fuimos otra vez a un bar cerca de la plaza del Sol y comimos todos Huevos estrellados; la verdad es que están riquísimos; y nos apetecía mucho a los cinco.

 Puerta del Sol 

 Ministerio de educación, Cultura y Deporte

 La Puerta de Alcalá 

 El Retiro 

 El Palacio 
de Cristal
 El Retiro (II) 

Por la tarde; para hacer tiempo mientras esperábamos para entrar en el Rey León; fuimos a Gran Vía, a ver el nuevo Primark; la verdad es que es espectacular, me encanta esta tienda y toda la ropa que tiene, pero me agobié bastante con la gente que había (destaquemos que es un sábado por la tarde en el centro de Madrid).

Mi última adquisición madrileña

Después de casi dos horas ahí dentro fuimos a ver el Senado, el Palacio de Oriente (que me tiene enamorada) y la Catedral de la Almudena. Después fuimos a un bar de una calle que daba entrada a la Plaza Mayor y cenamos bocadillos de calamares.

 El senado

 El palacio de Oriente

 La Almudena

Riquísimo.

Y fuimos otra vez a Gran Vía; teatro Lope de Vega; estaba la calle llenísima de gente, y poco a poco nos hicieron entrar. Fuimos a nuestras localidades y empezó la obra de arte. Sin lugar a duda, la mejor que he visto nunca. Me emocioné por todo: la puesta en escena cuidada al milímetro para que en ningún momento el escenario se quedara vacío, la música, los interpretes, todo. Suena muy típico, pero no encuentro la palabra exacta para definir esa maravilla, ya que todo se queda en nada.

No pude hacer fotos dentro de la escena; pero dejo esta.

El domingo nos levantamos tranquilos, desayunamos, y fuimos a ver el palacio real (espectacular) y la Catedral de la Almudena por dentro, que la verdad me decepcionó bastante para ser la catedral de la capital estatal, no sé, me la esperaba más cargada para lo grande y bonita que es por fuera (claro que habiendo visto el Vaticano ya nada me sorprende).
 Lo siento; de estas dos cosas no hice fotos por dentro (1. porque no se puede 2. ya sabéis que a mi me gusta dejar el móvil y disfrutar de las cosas que visito) así que os dejo alguna que fui haciendo por la mañana:


 El ayuntamiento de Madrid

Maneras de enredar a Guiris

La Calle de la Sal dando entrada a la Plaza Mayor. 

La Catedral de la Almudena

Fuimos a comer a la Plaza Mayor más bocadillos de calamares; y acto seguido volvimos a Atocha para coger el AVE camino a Barcelona, con la idea de volver muy prontito a Madrid (y a ver si por fin es para quedarme)

Hasta aquí el post de hoy. Espero que os haya gustado. ¡Besos!

Comentarios

Entradas populares de este blog

2016: EL AÑO DEL APRENDIZAJE

ENTREVISTA A ALEIX PARISÉ

X - RISTO MEJIDE